Boateng se harta de los insultos racistas en un Pro Patria - Milan

El centrocampista del Milan abandona el campo durante un amistoso cansado de las ofensas pronunciadas por los aficionados del Pro Patria

Kevin-Prince Boateng dijo basta. Se cansó de los constantes insultos que le lanzaban los aficionados del Pro Patria y abandonó el campo. Sus compañeros del Milan se solidarizaron con él y también abandonaron el campo. Esta fue la única forma de poner punto y final a una larga serie de gritos racistas que llegaban de la grada cada vez que el centrocampista ghanés nacido en Alemania tocaba el balón.


Era un amistoso que se estaba disputando este jueves por la tarde. El medio estaba en la banda controlando el esférico y explotó. Se detuvo, se giró hacia los aficionados y les mandó un balonazo. Estaba hastiado de un grupo de indeseables, a quien probablemente no les gusta el fútbol, que no paró de humillarle por su color de piel. Tras discutir con el colegiado, Boateng se quitó la camiseta y se fue hacia los vestuarios con sus compañeros de equipo. El juego fue interrumpido en el minuto 26 y finalmente suspendido debido a los cánticos dirigidos a varios jugadores negros del Milan como Emanuelson, Muntari y Niang, pese a los llamamientos desesperados del speaker para que terminasen.


Cabe recordar que el equipo de Pro Patria, fundando en 1919 en la ciudad lombarda de Busto Arsizio y que juega en la cuarta división del fútbol italiano, recibió en octubre de 2012 una multa de 5.000 euros por discriminación racial.


El entrenador del Milan, Massimiliano Allegri, dijo que la retirada de sus futbolistas fue la "decisión correcta" ante lo que estaba sucediendo. "Tenemos que acabar con estos gestos no civilizados. Italia tiene que mejorar y los italianos tienen que ser más educados y más inteligentes", añadió. El Milan se está preparando para enfrentarse el domingo al Siena en la reanudación de la liga tras las vacaciones de invierno. El capitán rossonero, Massimo Ambrossini declaró que no se podía "tolerar una situación como esa. Era sólo un amistoso y continuar con un clima como el que había era imposible. Se necesitaba una señal".

Fuente: La Vanguardia

"Es una pena que estas cosas sigan sucediendo... #StopRacismForever"
-Kevin-Prince Boateng, en Twitter

No hay comentarios:

Publicar un comentario